Beber agua

En estas fechas de tanto calor, es cuando nuestro cuerpo nos demanda más agua. Hemos oído hasta la saciedad que debemos beber al menos litro y medio de agua al día, para mantener el organismo bien hidratado, y aunque parece una cosa muy sencilla tenemos que tener en cuenta que:

-Se trata de beber el agua a lo largo del día, no de ingerirla toda de una vez, ya que podrías causar retención de líquidos. No esperes a tener sed, tener la boca seca es señal de que ha comenzado la deshidratación.

Beber dos vasos de agua en ayunas, unos veinte minutos antes del desayuno, ayuda a depurar el organismo y a mejorar el tránsito intestinal.

-A ser posible, no bebas demasiado líquido durante las comidas, ya que puedes diluir los jugos digestivos y ralentizar la digestión

– No solo nos hidratamos bebiendo, también comiendo. La verdura fresca y la fruta son una gran fuente de agua ya que están compuestas en su mayor parte por este líquido.

– En épocas de calor intenta no exponerte al sol innecesariamente ni realizar ejercicio físico en las horas centrales del día, evitando las pérdidas excesivas de líquidos.

Evita las bebidas con gas, especialmente si quieres evitar sentirte hinchada, así como los refrescos azucarados

Los niños y las personas mayores, son muy vulnerables a la deshidratación por lo que tenemos que asegurarnos de que beban abundante agua.

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *