Advice Isabel

Ejercicio

Para disfrutar de una vida más saludable, realizar una actividad física regular y una dieta variada y equilibrada son pasos imprescindibles ya que nos ayudarán a mantener nuestros huesos, músculos y articulaciones sanos.

La actividad física siempre tiene que estar adaptada a la capacidad y limitaciones de cada uno. No pensemos en correr un maratón desde el primer día. Es necesario crear resistencia y acostumbrar el cuerpo. Tenemos que empezar con calma.

El hecho de realizar unos 30 minutos de actividad física al día nos ayuda a mejorar no solo nuestro bienestar físico, sino también el mental y el social. Como decía el ejercicio mejora nuestra movilidad muscular, articular y ósea  y nos ayuda a mantenernos en forma, por lo que debemos perder un poco de tiempo en encontrar aquella actividad que nos guste y no nos suponga un esfuerzo realizar, sino un estímulo.

¿Cuál es tu deporte o actividad física preferida? En mi caso realizo ejercicios funcionales que completo con otros ejercicios de bajo impacto como Pilates, que me ayudan a aumentar la movilidad y flexibilidad así como mejorar la postura corporal.

Hidratación de piel

Hoy trataremos sobre el paso que nunca puede faltar en cualquier rutina de belleza, la hidratación de la piel.

La piel deshidratada es más susceptible de desarrollar líneas de expresión y arrugas. Nutriendo la piel de forma adecuada, ayudamos a su barrera protectora, en caso contrario la piel se seca y provoca una pérdida de colágeno, que acelera el envejecimiento.  

Si mantenemos la piel hidratada evitaremos también las irritaciones que provocan molestias, dolor y picores. La crema hidratante repone los niveles de humedad de la barrera lipídica, lo que la hace más fuerte y resistente a los agentes externos del medio ambiente y de la contaminación.

Tanto en invierno, por las bajas temperaturas y el aire seco de la calefacción, que acaban con los lípidos que conforman la epidermis, como en verano, por el calor y la exposición prolongada al sol, que dejan bajo mínimos los niveles de humedad en la piel, es imprescindible su uso por la mañana y por la noche, siempre sobre la piel limpia.

Contorno de ojos y labios

Si el otro día hablábamos sobre el serum, el post de hoy  lo vamos a dedicar al contorno de ojos y labios, posiblemente  las zonas que  más sufren el paso de los años y el envejecimiento de la piel.

La piel de ambas zonas es la más frágil y fina del rostro y eso es lo que nos hizo dedicar especial atención a estas dos áreas tan sensibles, buscando un tratamiento adecuado. Siguiendo esa premisa creamos Contorno de ojos y labios revitalizante My Cream, este producto reduce visiblemente, disimula y relaja las bolsas y ojeras. Tiene efectos hidratantes, calmantes y cicatrizantes.

Para un uso eficaz se debe aplicar, después del sérum y antes de la crema, con ligeros movimientos circulares.

Aporta luminosidad y revitaliza la mirada, aparte de suavizar las líneas de expresión y restaurar los signos propios de la edad, acaba con pequeñas arrugas y manchas que aparecen en la piel.

Serum facial

El serum facial es un producto imprescindible a partir de edades medias, ya  que por su formulación penetra en nuestra piel llegando a las capas más internas, aquellas a las que la crema hidratante no es capaz de llegar, aportando una máxima hidratación. Su textura es ligera para facilitar su absorción. Os explico cómo aplicarlo correctamente:

  • Primero debemos eliminar cualquier resto de maquillaje del rostro.
  • A continuación limpiamos la piel de la cara, cuello y escote con jabón suave y agua tibia.
  • Aplicamos el Serum Rejuvenecedor My Cream sobre el rostro, cuello y escote,  empezando desde el centro del rostro hacia el exterior del mismo, con movimientos suaves y circulares, evitando el contorno de los ojos.
  • Finalizamos utilizando la crema anti edad efecto luminosidad My Cream.

El Serum Rejuvenecedor My Cream tiene propiedades antioxidantes que favorecen la desaparición de manchas, además de aportar luminosidad a la piel. Previene y reduce arrugas y líneas de expresión.

Imprescindible: Crema hidratante

Hoy trataremos sobre el paso que nunca puede faltar en cualquier rutina de belleza, la hidratación de la piel.

La piel deshidratada es más susceptible de desarrollar líneas de expresión y arrugas. Nutriendo la piel de forma adecuada, ayudamos a su barrera protectora, en caso contrario la piel se seca y provoca una pérdida de colágeno, que acelera el envejecimiento.  

Si mantenemos la piel hidratada evitaremos también las irritaciones que provocan molestias, dolor y picores. La crema hidratante repone los niveles de humedad de la barrera lipídica, lo que la hace más fuerte y resistente a los agentes externos del medio ambiente y de la contaminación.

Tanto en invierno, por las bajas temperaturas y el aire seco de la calefacción, que acaban con los lípidos que conforman la epidermis, como en verano, por el calor y la exposición prolongada al sol, que dejan bajo mínimos los niveles de humedad en la piel, es imprescindible su uso por la mañana y por la noche, siempre sobre la piel limpia.

Cuándo empezar a usar cremas anti edad

Empecé desde muy joven a cuidar mi piel con el propósito de intentar  mantenerla luminosa, hidratada y firme el máximo tiempo posible.

Muchos me preguntan ¿cuándo es el mejor momento para incluir en los protocolos diarios cremas anti edad? Y la verdad es que no tengo la edad mágica, creo que  todo depende de cada tipo de piel y de las necesidades de hidratación y nutrición que tenga. Aunque yo aconsejaría su uso a partir de los 25-30 años, ya que es más fácil mantener la estructura, la densidad y la hidratación natural que restablecer un tejido caído o recuperar una piel deshidratada. Con prevención temprana conseguiremos mejores resultados en cualquier tipo de piel.

La línea My Cream se compone de los productos necesarios para el cuidado de la piel. Todos ellos son fruto de un estudiado trabajo y combinan los activos más fundamentales para revertir los efectos del paso del tiempo.

Beber agua

En estas fechas de tanto calor, es cuando nuestro cuerpo nos demanda más agua. Hemos oído hasta la saciedad que debemos beber al menos litro y medio de agua al día, para mantener el organismo bien hidratado, y aunque parece una cosa muy sencilla tenemos que tener en cuenta que:

-Se trata de beber el agua a lo largo del día, no de ingerirla toda de una vez, ya que podrías causar retención de líquidos. No esperes a tener sed, tener la boca seca es señal de que ha comenzado la deshidratación.

Beber dos vasos de agua en ayunas, unos veinte minutos antes del desayuno, ayuda a depurar el organismo y a mejorar el tránsito intestinal.

-A ser posible, no bebas demasiado líquido durante las comidas, ya que puedes diluir los jugos digestivos y ralentizar la digestión

– No solo nos hidratamos bebiendo, también comiendo. La verdura fresca y la fruta son una gran fuente de agua ya que están compuestas en su mayor parte por este líquido.

– En épocas de calor intenta no exponerte al sol innecesariamente ni realizar ejercicio físico en las horas centrales del día, evitando las pérdidas excesivas de líquidos.

Evita las bebidas con gas, especialmente si quieres evitar sentirte hinchada, así como los refrescos azucarados

Los niños y las personas mayores, son muy vulnerables a la deshidratación por lo que tenemos que asegurarnos de que beban abundante agua.

Beneficios de la crema hidratante

Hoy me gustaría hablaros de los beneficios que tiene el uso de la crema hidratante.

En general, una buena hidratación hace que los niveles de agua de la piel estén equilibrados y que la barrera protectora se vea más fortalecida y flexible, para hacer frente a los daños que pueden producirle  agentes externos como pueden ser el clima, la contaminación o el propio maquillaje. Para ello es esencial beber un mínimo de litro y medio de agua  al día y mantener una dieta equilibrada, pero una vez esto ya forma de nuestra rutina diaria ¿Qué más podemos hacer para hidratar nuestra piel? Incorporar el uso de crema hidratante tanto de día como de noche. Os recomiendo que la primera lleve SPF para protegernos del sol sea la época del año que sea.

Uno de los motivos principales del envejecimiento prematuro es la piel deshidratada, ya que se debilita y pierde colágeno, lo que acelera el proceso de envejecimiento. Si no quieres que los primeros signos de la edad aparezcan antes de tiempo, no tengas miedo de usar ya una crema hidratante antiarrugas. Aunque la edad natural de empezar a usarla son los 30, los expertos coinciden al recomendar su uso mucho antes para prevenir en vez de curar.

Si en verano el sol es uno de los mayores enemigos para la piel, en invierno lo son el frío y el aire seco. El uso de crema hidratante intensifica el proceso reparador y regenerador de la piel para combatir la deshidratación.

También es importante hidratar correctamente la piel del rostro para evitar la aparición de imperfecciones y devolver su brillo natural. En ocasiones nos vemos con un rostro hinchado, áspero, en el que los granitos, los puntos negros, las ojeras y las manchas de la piel se notan más. Y es que la deshidratación debilita la piel y la hace más sensible. Todo esto se puede conseguir con una ayuda extra, la que proporcionan los sérums. Y es que es el producto más eficaz para tratar problemas cutáneos específicos ya que su alta concentración de activos penetra en las capas más profundas de la piel.

Alimentación

Hace unos días comentábamos los pasos a seguir para preparar nuestra piel antes de ponernos al sol. Hoy os voy a comentar cómo la ingesta de determinados productos nos ayuda  a preparar la piel, aumentar sus defensas, y contrarrestar los efectos dañinos del sol sobre ella.

Los alimentos ricos en carotenos como zanahorias, mango, albaricoques o calabaza entre otros estimulan la síntesis de melanina y preparan tu piel para el bronceado.

Incorpora a tu dieta vitaminas C  que nos ayudan a frenar los radicales libres (‘culpables’ del envejecimiento prematuro de la piel). Son ricos en esta vitamina el pomelo, kiwi, mandarina o las fresas.

Pero no olvidemos que con el sol la piel se reseca y necesitaremos un aporte extra de agua. También es una buena opción incluir en la dieta zumos de frutas variadas e infusiones

Consejos uso de mascarillas

Como cambia todo en poco tiempo, ahora es impensable el salir de casa sin llevar nuestra mascarilla puesta y el gel hidroalcoholico en el bolso.

Su uso hace que nuestro rostro esté tapado varias horas al día, por lo que debemos cuidar ahora, más que nunca, que nuestra piel no sufra.

La limpieza va  a ser fundamental. Lo ideal es realizar una DOBLE limpieza, por la mañana para eliminar los productos aplicados la noche anterior y tener una base limpia sobre la que aplicar los que vayamos a emplear, y por la noche, no sólo para desmaquillar sino para eliminar residuos, restos de sudor e incluso contaminación. Lo ideal es hacerlo con agua templada y jabón suave.

El uso de mascarillas, además, favorece la deshidratación por la escasa ventilación, por lo que debemos proteger la piel aplicando crema hidratante.

En estos meses de calor el sudor junto con el roce de las mascarillas puede provocar lesiones por presión en nariz, orejas o mejillas. Vigila las posibles erosiones que se produzcan y consulta a un especialista si tienes alguna duda.

Pages:12»