Cuidado cuello y escote

A menudo prestamos mucha atención a los cuidados de la piel de la cara en nuestra rutina de belleza diaria, descuidando la del escote y el cuello, siendo estas partes del cuerpo, las que antes delatan el paso del tiempo.

La piel del cuello y escote tiene propiedades especiales lo que hace que necesite unos cuidados específicos, que si bien no son muy complicados de aplicar, se suelen descuidar.

En esta zona la piel es muy fina y tiene menos glándulas sebáceas por lo que se necesita un aporte extra de hidratación. Otro factor a tener en cuenta son los constantes movimientos que realizamos que provoca que aparezcan antes las arrugas, así como el efecto de la ley de la gravedad que hace que tienda a descolgarse.

Por todos estos motivos, debemos prestar especial atención a esta parte del cuerpo. Tal y como comentamos en un post anterior, un gesto tan sencillo como extender la crema hidratante del rostro hacia el cuello y escote, previenen parte del problema.

Existen ejercicios específicos para reafirmar esta zona del cuerpo, te dejo varios: 

-Apoyando los brazos sobre la mesa, con las manos juntas por las muñecas y abiertas en forma de copa, se  posa la barbilla y dejando caer el peso de la cabeza, presionando varias veces.

-Con la espalda recta, realizar lentamente giros completos de la cabeza. Relajar, hacer cinco y parar.

-Otro ejercicio que sirve también para el busto es juntar las palmas de las manos a la altura del pecho, en posición de rezo, y presionar una contra la otra con fuerza. Relajar y repetir diez veces.

-Inclinar la cabeza hacia adelante, intentando tocar con la barbilla el cuello, y después hacia atrás lo más posible. Hacer series de cinco movimientos lentamente.

-Pronunciar de forma muy exagerada las letras O y X diez veces seguidas. Además del cuello, este ejercicio tonifica el pecho.

Share this post



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *