Cuidado del cabello en otoño

La inestabilidad climatológica, propia del otoño, también altera nuestra salud capilar siendo una de las peores épocas para nuestro cabello, ya que sufre una caída mayor de lo normal. En principio responde al propio ciclo de renovación folicular que consta de tres fases

-Fase de crecimiento o anágena: dura entre 2 y 8 años. El folículo está sano y su longevidad determina su longitud.

-Fase de transición o catágena: dura 3 semanas durante las que el pelo deja de crecer. El cabello cae y el folículo cambia de forma.

-Fase de reposo o telógena: dura de 2 a 3 meses. El folículo descansa y el pelo comienza a caerse. Terminada esta etapa, comienza de nuevo la fase de crecimiento.

Ahora mismo, nos encontramos en esta última etapa y el efluvio estacional viene determinado por la caída de cabello. Pero este no se pierde, sino que se renueva, y con la llegada de la Navidad notaremos que nuestra melena luce otra vez. Mi consejo ante este periodo es que no pierdas  la calma. Sin embargo, si observamos una pérdida de densidad importante, notamos algo de escozor o inflamación  hay que acudir a un dermatólogo experto en tricología para que valore la caída.

Hay pequeños gestos que previenen y frenan la caída del cabello en otoño, ¡toma nota!

Seca la cabeza boca abajo: durante el secado coloca la cabeza hacia delante y seca el cabello con ella hacia abajo para estimular la circulación sanguínea y los impulsos nerviosos hacia el cuero cabelludo. Si tienes el cabello fino, este gesto es obligatorio para ganar volumen.

Masaje diario: invierte dos minutos en masajear el cuero cabelludo. Hazlo con la cabeza hacia abajo, sentada, con los codos sobre una superficie plana y las manos colocadas en los laterales de la cabeza. Mueve el cuero cabelludo sin friccionar y sin usar las uñas.

Cuida la alimentación: para evitar la caída o pérdida de brillo debes llevar una dieta sana y equilibrada, rica en proteínas, vitaminas A, B, E y minerales (hierro, zinc, yodo, cobre, magnesio). Como complementos alimenticios la levadura de cerveza o el germen de trigo son excelente fuente nutritiva para el cabello.

Lavado preventivo: lava el cabello con regularidad, sin frotar y masajeando suavemente el cuero cabelludo desde delante hacia atrás, con un champú que contenga vitaminas y activos revitalizantes. Aclara con agua fría para estimular la circulación. Evita usar productos que contengan silicona o parabenos que sobrecarguen o asfixien el folículo piloso.

Share this post



2 thoughts on “Cuidado del cabello en otoño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *