Llega la primavera

Aunque quizá tarde unos días en empezar a sentirse un ambiente realmente primaveral… ¡Llega  la primavera!!

El cambio de estación afecta directamente a nuestra piel, ya que los factores externos como el calor, el aire o la humedad, van a ir modificándose poco a poco, y la rutina que estábamos siguiendo necesita ciertos cambios.

Después de un frio y seco invierno, la piel necesita una buena exfoliación para conseguir una piel más suave, tersa y libre de impurezas. Una de las formas de hacerlo sin demasiado estrés puede ser sustituyendo un par de veces a la semana la esponja normal por una exfoliante, así ayudamos en la renovación celular de la piel mediante la eliminación de las células muertas de la epidermis.

Ahora que tenemos la oportunidad de estar más tiempo al aire libre, es importante ayudar a nuestra piel de desintoxicarse. Utiliza agua micelar, que atrae las impurezas y deja la piel completamente purificada.

Después de limpiar la piel, lo mejor es aplicar una buena capa de crema hidratante. Repite por la mañana y por la noche, una piel hidratada es sinónimo de salud y luminosidad. Eso, sin olvidar que tan importante como la hidratación, o más aún, es la protección solar. ¿Qué tal si este año la conviertes, de una vez por todas, en parte de tu rutina diaria? No hay excusas para no hacerlo.

Las manos y los pies son de las partes del cuerpo que más sufren en invierno, recuerda como teníamos que cuidarlas.

Necesitaremos un extra de hidratación también en la alimentación, aumenta la ingesta de té, infusiones, frutas y verduras de temporada, así ayudaremos a hidratar la piel desde el interior.

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *