Luce una piel bonita en primavera

El frío, la humedad y los cambios bruscos de temperatura hacen que nuestra piel se reseque  y la veamos apagada. La llegada de la primavera nos indica el momento idóneo para prepararla a que luzca sana y perfecta. Nuestra piel se encuentra seca y delicada y es hora de cuidarla para dar paso al calor, os cuento unos sencillos pasos para conseguirlo:

  1. Exfolia la piel del rostro y del cuerpo. Apuesta por un buen exfoliante que estimule la renovación celular, elimine las moléculas muertas y deje la piel mucho más suave.  Intenta utilizar uno específico para la cara, que repare tu rostro y le aporte dosis extra de nutrientes, y no olvides el resto del cuerpo. Puedes hacerlo una vez por semana y conseguirás una piel más uniforme y luminosa, con una mejorada capacidad receptiva. De esta manera, los cuidados que se apliquen a continuación serán más eficaces debido a la limpieza del poro.
  2. Hidratación exterior. Tras la exfoliación es imprescindible aplicar una buena capa de crema hidratante. Una piel hidratada es una piel cuidad. Asegúrate de buscar una crema adecuada a tu tipo de piel. Recuerda en este post como conseguir una buena hidratación.
  3. Hidratación interior. Otra forma de hidratar nuestra piel es desde dentro. Bebe abundante agua y procura mantener una dieta sana y equilibrada, en la que no falten frutas y verduras de temporada, que nos aporten los nutrientes necesarios. Consume alimentos o zumos ricos en antioxidantes, carotenos y vitaminas A, C y E.
  4. Limpieza. A lo largo del día nuestra piel va acumulando suciedad, por lo que es necesario lavarla y limpiarla correctamente para eliminar restos de maquillaje y/o suciedad. Para ello puedes usar leches limpiadoras, geles o jabones adecuados a tu tipo de piel. El cuidado de la piel comienza con una correcta higiene y limpieza
  5. Manos. Aunque ya no sufran tanto como en invierno, no te olvides de cuidar tus manos y uñas. Mantenlas limpias, evita el contacto con productos agresivos que puedan dañarlas y continúa la rutina de aplicar crema hidratante todas las noches.
  6. Protección solar. En primavera los días se alargan, suben las temperaturas y cada vez nos exponemos más al sol, y es en estas primeras exposiciones solares, en las que es más fácil que la piel se queme ya es está más sensible.  No olvides el uso de protección solar adecuada a nuestro tipo de piel. Para conseguir ese tono bronceado puedes aplicarte un autobronceador antes.
  7. Contorno de ojos y labios. Usa un contorno de ojos y un bálsamo labial. La piel de estas zonas es especialmente fina y delicada, por lo que necesita un cuidado específico. Debemos prestarle especial atención y utilizar productos específicos
  8. Ejercicio. Realiza una actividad física que te haga sentir bien. Al sudar nuestra piel libera toxinas, por lo que se oxigena la piel y todo nuestro organismo. El ejercicio físico además de favorecer la salud de la piel, mejora notablemente los huesos y el tejido muscular, que a su vez aumenta el metabolismo basal por lo que es más fácil perder peso y mantener la figura.
  9. Descanso. Asegura un buen descanso. Este es un requisito fundamental para mantener una correcta salud de la piel y del cuerpo en general, en cualquier época del año. Mientras dormimos nuestro cuerpo descansa y recupera energía  y nuestra piel se regenera. La falta de sueño acelera el proceso de envejecimiento, por lo que procura darle a tu cuerpo el descanso necesario.

Haz caso de estos sencillos consejos durante la primavera y verás cómo podrás presumir de una piel cuidada y radiante.

Share this post



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *