Prolongar el bronceado

Durante septiembre todavía podemos disfrutar del sol y del buen tiempo. Cada vez más personas eligen este mes, más tranquilo y sosegado, para sus vacaciones. Pero también hay muchas personas que regresan al trabajo y no quieren perder su bronceado en poco tiempo. Hoy os doy unos trucos para alargarlo.

-Exfolia la piel adecuadamente para eliminar las células muertas que se acumulan en la dermis y que apagan el brillo de la misma, con esta rutina permitirás mejorar la salud de tu piel pero, además, harás que la crema hidratante penetre mucho mejor.  Encuentra el exfoliante que se adapte a tu tipo de piel.

Alta hidratación. No olvides hidratarte por dentro y por fuera. Bebe abundante agua, zumos naturales o infusiones para evitar que la piel se escame y, por tanto, el bronceado desaparezca. Al salir de la ducha y antes de acostarte aplícate crema hidratante para evitar que se reseque en exceso y nos pelemos.

Dúchate con agua fría: El agua fría tiene múltiples beneficios para la piel, además de ser un excelente método para mejorar la circulación. Si lo prefieres puedes darte una ducha fría combinada con un aceite hidratante, ya que tu bronceado durará aún más.

-Come sano. Nuestra dieta será un elemento clave a tener en cuenta. Espinacas, pepinos, tomates, melocotones, moras… y, por supuesto, ¡zanahorias! Incorpora a tu alimentación nutrientes que sean ricos en vitamina C y en carotenos para alargar la duración del tono de tu piel.

Autobronceadores. Este es uno de los dos momentos ideales para acudir al él, cuando ya empezamos a perder el color tostado del verano. Si quieres conseguir un buen resultado, recuerda el post donde hablábamos de cómo usarlo.

Share this post
  , ,


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *