Trucos para levantarse con buena cara

¡Que levante la mano la que alguna vez se ha asustado al mirarse al espejo por la mañana!

¿No os ha pasado alguna vez? Rostro hinchado, mirada cansada, ojeras…

El ritmo de vida tan estresante, la falta de sueño o la deshidratación son los culpables de que nos despertemos con el conocido como rostro cansado.

Como para todo, existen trucos para hacer que nuestro rostro se vea fresco y dar luminosidad a la piel.

1.- Dieta equilibrada. Especialmente por la noche os recomiendo tomar alimentos ligeros que favorezcan la digestión y que potencien la melatonina, tales como ácidos grasos Omega 3, zinc o magnesio. Además es recomendable evitar bebidas alcohólicas, el café y el tabaco

2.- Tal y como hemos contado en muchas ocasiones, el uso de la crema hidratante es indispensable, aplicarla por la noche antes de dormir favorece la renovación celular y repara los posibles daños causado a lo largo del día. Durante las horas de descanso la piel se regenera.

3.- Otro de los consejos de belleza es dormir unas 7 u 8 horas. Pero como truco extra os diré que dormir con la cabeza ligeramente elevada favorece la circulación sanguínea y disminuirá la posibilidad de tener ojeras al día siguiente.

4.- El agua fresca estimula nuestra piel, reactivando la microcirculación sanguínea y cerrando los poros de la piel. Con esto no quiero decir que te duches con agua fría todos los días, especialmente en esta época del año, pero si es conveniente acabarla con un chorro de agua de temperatura más baja.

5.- Aprovecha la aplicación de crema hidratante por la mañana para realizar pequeños y suaves masajes en la cara, cuello y escote. Este gesto ayudará a eliminar el líquido acumulado en los ganglios linfáticos de la zona superior del pecho y del cuello. Masajea la frente, los pómulos, el contorno de ojos, la mandíbula y el cuello ejerciendo una suave presión. Estos simples ejercicios reducirán las áreas inflamadas, previenen las arrugas y te harán sentir mucho más relajada.

6.- Si necesitamos unificar el tono de la piel, elige una base ligera e hidratante, mejor si también incorpora protector solar. Los maquillajes muy densos y el exceso de polvos compactos impiden que la piel refleje toda su luz.

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *