Vitaminas

Las vitaminas forman parte de los nutrientes esenciales y son indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo. Con una alimentación variada y equilibrada nos aseguramos la obtención del aporte necesario para nutrir nuestro cuerpo.

Además alguna de ellas desempeñan un papel importante en el cuidado facial, por lo que además de en la alimentación, las podemos encontrar en la composición de serums y cremas faciales.

La vitamina A es muy eficaz para la regeneración de la piel. Estimula la formación de colágeno, ayuda a la reducción de cicatrices. La vitamina A es una de las primeras líneas de defensa contra problemas de la piel como el acné y el envejecimiento. La vitamina A se puede encontrar en los huevos, la leche, espinacas, zanahoria, brócoli, calabaza, lechuga y naranjas. Este nutriente también contribuye a mantener una visión saludable y fortalecer el sistema inmunitario.

La vitamina B te ayudará a acelerar el metabolismo y te dará la energía necesaria para lograr tus objetivos día con día. Posee propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, ayuda a reducir las reacciones alérgicas, el acné y protege del sol. La biotina, un tipo de vitamina B, es un nutriente que forma la base de las células de la piel, las uñas y el cabello, y una deficiencia de biotina puede provocar dermatitis y picazón en la piel. Tu cuerpo suministra mucha vitamina B por sí solo, pero también  puedes encontrarla en plátanos, huevos, pollo, avena y arroz.

La vitamina C no solo es capaz de fortalecer el sistema inmunitario, sino que además, es el mejor antioxidante de todos, capaz de reparar el daño causado por los radicales libres a las células y prevenir el estrés oxidativo en el cuerpo. Es una de las principales vitaminas para el cuidado facial, también puede ayudar a proteger contra el daño solar y contribuye a la formación de colágeno y de los vasos sanguíneos para ayudar en la reparación de arrugas y mantener la piel suave y flexible. La vitamina C se encuentra en frutos cítricos, así como en diversas verduras: tomates, brócoli, perejil o la col rizada.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio y el fosforo. Al igual que el hierro la vitamina D es necesaria para el crecimiento y desarrollo del organismo. Podemos encontrarla en alimentos como el salmón, atún, champiñones, bacalao o atún.

La vitamina E es un potente antioxidante que ayuda a que las células se mantengan activas por lo que retrasa el envejecimiento, destruye los radicales libres que se forman por el paso de los años, tiene propiedades foto protectoras para mantener la piel a salvo del daño solar Encontrarás vitamina E en alimentos como nueces, huevos y verduras de hoja verde.

Share this post



3 thoughts on “Vitaminas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *